Arriba

Ronan & Erwan Bouroullec

¿Cuándo os disteis cuenta de que queríais ser diseñadores?
RB: Muy joven, a los 15 años. Me parece que me subí a un tren que desde entonces sigue impulsándome hacia delante.
EB: Cuando era joven, me fascinaba la música independiente procedente de Inglaterra y Estados Unidos. Algo que reconozco después de mucho tiempo es que todas esas bandas estaban haciendo las cosas por su cuenta. También solían diseñar ellos mismos las cubiertas, la parte gráfica que sustentaba su trabajo, y también creaban sus propios vídeos. Hacían cosas cuando las necesitaban, sin prestar atención a sus habilidades; simplemente, no paraban de crear y aprender al mismo tiempo. También uno de sus lemas era la independencia a la vez que producían música para todos, en todas partes. Creo que en ese momento anhelaba convertirme en un artista, una persona creativa, que habría hecho determinadas cosas porque debían existir, pero con un perfil bajo.

¿Qué es la luz artificial para vosotros?
RB: Es lo que crea el ambiente después del anochecer, reviste gran importancia.
EB: Lo mismo que la luz natural, porque se puede decir lo que sea acerca de la diferencia entre las dos, pero las luces son momentos, atmósferas. En general, estoy más interesado en la atmósfera contrastada; en lo que respecta a la fuente natural, prefiero estar a la sombra de un árbol que directamente bajo el sol; en lo que atañe a lo artificial, prefiero muchas fuentes suaves antes que una sola uniforme. Pero la luz se concreta en función de las necesidades, y de la manera en que estas se satisfacen, por lo que se trata de buscar el lugar correcto, el momento adecuado.

¿Por qué os gusta trabajar con Flos?
RB: Flos es la mejor empresa de iluminación.
EB: Es un asunto sencillo, pero resulta difícil encontrar las palabras correctas. Reconozco en Piero la pasión por algo intangible que precisa materializarse en algo real. A menudo describe la calidad de los rayos de luz en sí misma, lo que sucede en el mundo cuando se ilumina. Por otro lado, Flos es también una gran empresa industrial. De modo que existe un equilibrio maravilloso entre la pasión por un material que tiene una gran influencia en las sensaciones cotidianas y la solidez de los estudios y la creación de las cosas.

¿Cuál es el próximo objeto que os gustaría diseñar?
RB: No tengo respuesta a esta pregunta.
EB: Hay muchos, pero por lo que respecta a la tecnología, me gustaría trabajar en robótica. Me fascina la idea, realmente antigua, de fabricar autómatas que ahora se está convirtiendo en el mundo de la Inteligencia Artificial… Recientemente comencé a aprender programación informática para experimentar un poco.

¿Hay un gran diseñador, artista o músico que consideréis como un punto de referencia para vuestro trabajo?
RB: Jacques Tati, Alvar Aalto…
EB: Frank Stella siempre ha sido una referencia para mí, pero también me interesa el arte conceptual y minimalista, o Arte Povera. Judd, Smithson y Lawrence Weiner fueron artistas que me influyeron mucho cuando era más joven, pero también Merz, Kounellis. Hace poco me fijé con más detenimiento en Sol Lewitt. Me gusta el arte cuando implica una especie de decisión firme, una declaración que cambia el paradigma del mundo. Luego, en lo que concierne al diseño, Jasper Morrison es la figura clave de lo que sucede hoy en día: es el genio del enfoque contemporáneo que subyace a los productos. Y como Flos es italiano, recuerdo a Caos Calmo (el libro de Veronesi y la película de Antonello Grimaldi con Moretti como actor). El libro y la película ejercieron un gran impacto en mí.

¿Qué música os gusta escuchar cuando trabajáis?
RB: Erik Satie a veces y, otras, lo hago sin música.
EB: No escucho música cuando trabajo. De alguna manera, el trabajo es demasiado para mí, realmente no puedo escuchar nada… Pero lo que más me gusta es escuchar un programa de radio científico. Me encanta escuchar sobre astronomía o historia, informática o biología. La música me resulta ahora menos interesante, sigo escuchando viejos discos, pero en este momento me encantan la voz y la narración de las personas.

¿Suelen confundiros (Ronan en lugar de Erwan, o viceversa)?
RB: Algunas veces.
EB: Sí, lo hacen…

ph. © Asger Mortensen
Los objetos más queridos de Ronan: una colección de rotuladores japoneses en varios colores; directorios japoneses de libros de los años 50; Raume Spaces, un libro de Donald Judd
Fotografía de Erwan
Euroluce 2017
ph. Studio Bouroullec
Piani, 2011
Aim, 2013 - ph. © Philippe Jarrigeon